Fundación Aladina: “Para que los niños con cáncer nunca pierdan la sonrisa”

Desde hace más de diez años, la Fundación Aladina ayuda a niños y adolescentes enfermos de cáncer y a sus familias, proporcionándoles apoyo integral: emocional, material y psicológico. Aladina es una realidad que atiende cada año a más de 1.500 menores y que colabora con doce hospitales de toda España en los que desarrolla diversos programas y actividades destinados a mejorar la calidad de vida de estos pequeños guerreros y sus familias.

Cabe destacar las importantes obras y mejoras que la fundación realiza en algunos centros, como la reciente construcción de la UCI ALADINA en el Hospital Niño Jesús, una Unidad de Cuidados Intensivos pionera, dotada de la mejor tecnología y el mayor confort para las familias y cuyo coste superó 1.500.000€.

Además, Aladina cuenta con un completo equipo de voluntariado diario, programa de atención psicológica gratuito, becas a oncólogos, programa de ejercicio físico, y programa de campamentos internacionales, entre otros.

PROYECTO: “Diversión y sonrisas para los niños enfermos de cáncer y sus familias”

Las tardes son los momentos que los “aladinos” esperan con más ganas. Saben que los médicos y enfermeras dejan paso a sus nuevos amigos, los voluntarios y el personal de Aladina. Gracias a ellos, logran evadirse de su enfermedad y de la realidad del hospital gracias a las terapias lúdicas, talleres y actividades. Su presencia continuada les permite estrechar lazos y ganarse la confianza de los pequeños. Nuestras terapias de ocio logran mantener viva la voluntad de curarse de los chicos, perder el miedo, expresar sus emociones y sobre todo reírse y pasarlo bien. ¡Qué mejor medicina que la risa!.

Por eso, uno de los programas más importantes que desarrollamos en la Fundación Aladina es el de “Terapias lúdicas y actividades en hospitales”, pues sabemos el efecto e impacto tan real y positivo que provoca en los niños estar entretenidos compartiendo juegos con otros compañeros de batalla. No debemos olvidar que los niños, aunque tengan cáncer, siguen siendo niños y, como tal, deben realizar siempre que se pueda, actividades acordes a su edad. Los juegos, el arte, la música, los talleres, la conexión a Internet, los videojuegos, las películas, los libros, etc, son elementos indispensables en la vida de los niños y adolescentes.

Debido al préstamo de materiales que hace Aladina a diario a todos los chicos y familias que ingresan en Oncología, éstos sufren un deterioro constante. Son muchas las manos por las que pasan estos juegos de mesa, ordenadores portátiles, consolas, materiales lúdicos, videojuegos, etc, y ello hace que cada poco tiempo haya que renovarlos. Para la fundación supone un gasto prácticamente continuo, o cada pocos meses, realizar la renovación de estos equipos.

 

 

Ayúdanos a ayudar
By | 2017-10-16T13:20:44+00:00 octubre 9th, 2017|Proyectos|0 Comments

Sobre el autor:

Déjanos un comentario